Cáncer de mama: piensa antes de volverte rosa

Cáncer de Mama

El cáncer de mama ha sido un motor de las “campañas con causa“. Sin embargo poco hacen en pro de la enfermedad en sí. Ahora que estamos en octubre es momento de DETENER LA DISTRACCIÓN de la cultura del listón rosa. En este Blog traigo a tu atención las innumerables formas en que la industria y ​​la cultura rosa distraen la atención de la acción que requiere el Cáncer de Mama.

Como profesionista de marketing por más de 31 años, he visto la forma en la que las empresas se montan sobre el listón rosa. Esto solo para impulsar sus ventas y en el proceso poco hacen por el cáncer de mama.

La cultura del listón rosa distrae la atención en 6 formas fundamentales.

Los productos de listón rosa difunden una conciencia vacía sobre el cáncer de mama

La “conciencia” no ha logrado abordar ni poner fin al de cáncer de mama. ¿Quién no está al tanto del cáncer de mama en estos días? Las baratijas de cinta rosa en los estantes de las tiendas que promueven la “conciencia” finalmente no cambian nada.

Tenemos conciencia más que suficiente. Pero las acciones que hacen una diferencia significativas no suficientes. No tienen impacto en las mujeres que contraen este cáncer o lo sobreviven.

Hacer que el público piense que la “conciencia” es el objetivo final es equivocado. La cultura del listón rosa apaga la ira sobre el cáncer de mama y su impacto devastador. Y esto nos distrae de las acciones significativas que logran reducir los porcentajes de mortalidad.

Las campañas del listón rosa difunden información errónea

Ya se ha inflando demasiado el riesgo de que las mujeres desarrollen cáncer de mama.

Se difunde mucho el mito de qué “la detección temprana es la mejor protección”. Por otro lado se centran en una tasa de curación de cinco años para una enfermedad que sigue siendo un riesgo a lo largo de la vida de una mujer.

Las empresas manipulan las estadísticas y muchas campañas de listón rosa no dicen toda la verdad. Estas inexactitudes permiten que los especialistas en marketing manipulen las emociones de los consumidores a través de falsas promesas y sembrar el miedo para vender más productos.

Las campañas deben ofrecer información con base en evidencia que no alimente el miedo ni ofrezca promesas vacías en el intento de vender productos de listón rosa.

Las empresas explotan la preocupación por el cáncer de mama para obtener ganancias

Cada octubre, los especialistas en marketing aprovechan la sincera preocupación de las personas por el cáncer de mama para ganar dinero.

Las empresas venden productos, obtienen beneficios y aprovechan la buena voluntad de los clientes al afirmar que se preocupan por este cáncer. Sin embargo, la mayoría de estas promociones benefician en última instancia a las empresas. Esto, mucho más de lo que ayudan a las mujeres que viven con este padecimiento y están en riesgo de tenerlo.

Al aprovechar nuestra generosidad y nuestro deseo genuino de ayudar, estas empresas evitan la transparencia. Nunca publican sobre a dónde va el dinero del listón rosa. Con demasiada frecuencia, dejan a los consumidores incapaces de evaluar con precisión las promesas hechas en la publicidad de sus productos.

Las empresas y fundaciones deben respetar las buenas intenciones de las personas con total transparencia y responsabilidad. Deben dar cuentas sobre la recaudación de fondos y el marketing para sus iniciativas rosas.

¿Cuántas mujeres se salvan gracias a las campañas de listón rosa?

Algunos productos de listón rosa son factores de riesgo de cáncer de mama

Este término es conocido como “Pinkwashing“. Es la escandalosa práctica corporativa de vender productos relacionados con un mayor riesgo de cáncer. Al mismo tiempo afirman que se preocupan (y se benefician) por el cáncer.

¡Es indignante y profundamente hipócrita que las empresas ganen dinero a costa de la buena voluntad de los clientes! Les venden productos que aumentan el riesgo de la misma enfermedad que dicen preocuparles.

Las empresas que afirman preocuparse por el cáncer de mama deben asegurar que sus propios productos y servicios no aumenten el riesgo de este padecimiento en las mujeres.

¿Sabías que todo producto que tiene azúcar añadida es un producto que contribuye con los factores de riesgo de cáncer de mama? Observa cuentos de ellos realizan campañas de listón rosa.

Las promociones de listón rosa a menudo degradan a las mujeres al objetivarlas

Muchas campañas convierten a las mujeres y sus senos en objetos. Desde “salvar las boobies” hasta “salvar las tetas” o “salvar la segunda base” son ofensivas. Campañas como estas degradan e insultan a las mujeres y distraen del verdadero objetivo de salvar la vida de las mujeres. No es un tema de ser puritano. Estoy muy lejos de ello. Tiene que ver cómo un tema serio pierde impacto al presentar a las mujeres o parte de ellas como objetos de marketing.

Destacan los estrechos estándares de belleza (delgados, blancos, sanos y jóvenes). Representan a las mujeres como tímidos objetos sexuales y con demasiada frecuencia promueven la fantasía de los senos “perfectos”.

Estas campañas sexys / tiernas esconden las experiencias vividas por las mujeres en toda su diversidad.

Debemos honrar la vasta complejidad y la diversidad de todas las mujeres. No debemos obsesionarnos con partes del cuerpo definidas de manera restringida como el foco de las campañas contra el cáncer de mama.

La cultura del listón rosa altera la dura realidad del cáncer de mama

La realidad se distorsiona al crear una historia única de supervivencia triunfal basada en pensamientos positivos. Además, son apoyados por consejos de belleza e imágenes de mujeres desinfectadas y cuidadosamente elegidas.

El cáncer de mama no es bonito ni rosado. Muchas mujeres que “luchan duro”, “luchan como niñas” y tratan de “vencer al cáncer de mama” desarrollan cáncer metastásico. Aún así mueren a causa de la enfermedad.

El cáncer de mama solo es rentable cuando es apetecible, y el listón rosa cubre la devastadora y dura realidad con la que se enfrentan tantas mujeres y sus seres queridos.

Debemos valorar a todas las mujeres que viven con cáncer de mama o están en riesgo de contraerlo. También debemos reconocer las duras realidades del cáncer de mama, incluida la enfermedad metastásica.

Ayuda a detener la distracción

Cada octubre en todo el país, todos nos enfrentamos a una marea interminable de productos de listón rosa. Esta avalancha de productos y la cultura generalizada del “mes rosa” se han apoderado del movimiento contra el cáncer de mama.

Antes el objetivo declarado del listón rosa era llamar la atención sobre las mujeres con cáncer de mama. Ahora el listón rosa en sí mismo es el centro de atención y eclipsa a las mujeres que viven con, mueren o corren el riesgo de contraer la enfermedad.

Después de 25 años de listones rosas y campañas de concientización, el listón rosa es ahora una distracción. Desvía la atención del trabajo de importancia crítica de abordar y poner fin a esta epidemia de cáncer.

A pesar de toda la conciencia y de todo el dinero recaudado, el cáncer de mama sigue siendo una crisis urgente de salud pública y un problema crítico de justicia social. Si bien las corporaciones ganan miles de millones con la enfermedad, no hemos visto avances suficientes en el tratamiento, la prevención, la supervivencia y las desigualdades del cáncer de mama.

Hoy, millones de mujeres en México viven con cáncer de mama. Un alto porcentaje de todos los cánceres de mama harán metástasis, incluso cuando se encuentran en las primeras etapas.

Cada año, más de 20,000 mujeres mueren de cáncer de mama a pesar de toda la conciencia y los listones rosas. (Fuente: Secretaría de Salud)

Este octubre, lo decimos como es: la enorme y abrumadora cultura del listón rosa nos distrae de abordar y poner fin de manera efectiva a la epidemia de cáncer de mama.

¡Desafiemos a la industria del cáncer de mama a detener la distracción! Únete a nosotros y a México Breast Center para reenfocar el impacto del mes rosa.

Hasta la próxima…