Optimización de intención de búsqueda: por qué no debes ignorarla

por | |

La optimización de la intención de búsqueda tiene su fundamento en la interacción.

A medida que esta interacción con los usuarios web se vuelve cada vez más difícil, la intención de búsqueda es torna un tema más relevante.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la intención de búsqueda se menciona en el contexto del comercio electrónico. Es aquí donde más debes hacer coincidir tu página de destino con las expectativas de tu cliente objetivo.

Pero, ¿dónde se ubica el concepto de intención de búsqueda en el contexto del marketing de contenidos? ¿Deberías tenerlo en cuenta en tu estrategia de marketing de contenidos?

Seguro que sí.

La cuestión es que, con la búsqueda móvil y por voz, la capacidad de atención de tu lector es corta porque el consumidor actual busca y decide sobre la marcha.

¿Qué significa la intención de búsqueda para el marketing de contenidos?

Cuanto más rápido tu contenido responda a las preguntas de los lectores y satisfaga sus necesidades, mayores serán las probabilidades de que se queden en lugar de irse con tu competencia.

La optimización de la intención de búsqueda se trata de dar la mejor respuesta exactamente de la forma en que tu cliente objetivo la necesita. En otras palabras, se trata de satisfacer las necesidades inmediatas de tus clientes y, por tanto, de ganarse su corazón.

Optimización de la intención de búsqueda = dar la mejor respuesta cuando tu cliente objetivo la necesita

¿Qué es la intención de búsqueda?

La intención de búsqueda refleja por qué un usuario realiza una búsqueda web.

En un nivel básico y simplificado, existen tres tipos principales de intención de búsqueda:

  • Hacer (también conocida como intención “comercial” o “alta”): el usuario de búsqueda está listo para actuar (comprar, unirse, etc.).
  • Saber (también conocida como intención «informativa»): un usuario de búsqueda está buscando información.
  • Ir (también conocida como intención de «navegación»): los usuarios de búsqueda saben a qué sitio o marca quieren ir.

Más específicamente, especialmente cuando se trata de planeación de contenido, debes tener en cuenta muchos más tipos de micro-intenciones de búsqueda.

Por ejemplo, en algunos casos, un usuario de búsqueda espera encontrar una lista clara (pasos, lista de herramientas, etc.). Piensa en consultas de tipo «mejores productos» o «cómo cocinar». Estos buscadores no esperan ver párrafos de texto. Debe proporcionar una lista de elementos clara y concisa.

En otros casos, los buscadores buscan un número claro, por ejemplo, «¿cuánto cuesta?». Incluso si tu producto tiene una estructura de precios complicada, deja que tu contenido proporcione estimaciones porque esa es la necesidad inmediata del usuario.

Google siempre está tratando de satisfacer mejor a sus usuarios (así como más rápido). Esto por medio de intentos exitosos de comprender cada consulta de búsqueda en un nivel más profundo (incluido su contexto y su intención probable). Por ello, la optimización de intención de búsqueda se ha convertido en la clave para la visibilidad de las búsquedas.

La optimización de intención de búsqueda se ha convertido en la clave para la visibilidad de las búsquedas

¿Cómo identificar la intención de búsqueda?

Lo primero que debes hacer cuando intentas identificar la intención de tu término de búsqueda es usar el sentido común.

En muchos casos, es útil imaginar lo que tu cliente objetivo quiere lograr al escribir ciertas palabras en el campo de búsqueda de Google, etc.

Intención de búsqueda es saber para qué se busca algo

Este ejercicio también te ayuda a relacionarte con tus clientes a un nivel más personal porque tiendes a olvidar que hay un ser humano detrás de cada palabra clave.

Más allá de eso, usa la búsqueda de Google. Google no solo ha aprendido a comprender mejor la intención de las búsquedas, sino que también brinda muchas pistas para que tú la comprendas mejor.

¿Recuerda que los resultados de búsqueda de Google no eran más que una lista de 10 enlaces azules con una breve descripción de cada uno?

Ahora, los resultados de búsqueda de Google son variados, visuales e incluso interactivos. Google muestra una selección única de funciones de búsqueda para cada consulta. Esto con el fin de predecir qué elementos y formatos de contenido se encontraron para ayudar mejor a los usuarios.

Veamos cómo esas funciones de búsqueda pueden ayudarte a identificar tu intención de búsqueda.

Señales de intención al buscar información

  • Carruseles de imágenes y videos
  • La gente también pregunta
  • Fragmentos destacados

Los fragmentos destacados pueden señalar todos esos tipos de micro-intenciones que mencioné anteriormente.

Por ejemplo, si ves una lista de viñetas destacadas para una búsqueda, es una buena señal que Google descubrió que este formato de contenido satisface mejor a tus usuarios.

Señales de intención de búsqueda

Cómo optimizar la intención de búsqueda

El primer paso es encontrar la mejor manera de responder a la consulta o término de búsqueda. Esta es la forma más obvia y, como muchas tareas de marketing de contenido, requiere una lluvia de ideas y planificación.

Para responder a la consulta subyacente de la mejor forma, reúne una lista de ideas de artículos para el futuro en una hoja de cálculo. Para estos temas futuros incluye:

  • Conclusiones con pasos claros (+ usa el esquema «Cómo Hacer X o Y»)
  • Viñetas enumerando herramientas relacionadas
  • Un gráfico (o diagrama de flujo) que explique el proceso (agrega una lista numerada de pasos para ponerlo en palabras)
  • Señales de experiencia, autoridad, confiabilidad (por ejemplo, reseñas, señales generadas por el usuario)

También hay una herramienta que te ayuda a optimizar mejor la intención de búsqueda. TextOptimizer extrae tablas de intención de búsqueda de cada página de resultados de búsqueda de Google. Luego genera la lista de términos y conceptos relacionados que te ayudan a orientar mejor tu texto para cumplir con la intención de búsqueda identificada.

TextOptimizer te muestra la dirección que debes tomar. Al observar estos conceptos y términos relacionados, puedes saber sobre qué construir tu contenido para satisfacer mejor las expectativas de tu cliente objetivo.

Planea tu llamado a la acción en el contenido

Otro elemento importante del contenido exitoso es tu llamado a la acción (convertir a tus lectores en tus clientes o en tus fieles seguidores). Las llamadas a la acción en el contenido deben ser únicas para cada contenido con el fin de involucrar mejor a tu comunidad.

En la misma hoja de cálculo, anota esos CTA únicos para orientarlos mejor a la intención de búsqueda correspondiente, por ejemplo:

  • Promociona un imán de prospectos relacionado, por ejemplo, una lista de verificación gratuita.
  • Incluye un enlace a la función de la herramienta más una captura de pantalla (que ayuda a resolver el problema descrito).
  • Organiza una encuesta o un cuestionario.
  • Invita a los usuarios a unirse a un seminario web (profundizando en el tema), etc.

SUGERENCIA: Utiliza estos tipos de palabras de acción para expresar mejor tu llamado a la acción en el contenido:

  • Urgencia (Solo hoy, etc.)
  • Emociones (Sí, deseo saber más, hagámoslo, estoy listo, cuenta conmigo, etc.)
  • No-Comercial (Inicia hoy, leer más, etc.)
  • Instrucciones claras (Clic aquí para suscribirte, etc.)
  • Modos imperativos (Envíame video, muéstrame los datos, etc.)
  • Comunidad (Se parte de, quiero ser miembro, etc.)
  • Exclusividad (Únete al club VIP, etc.)

Conclusión

Como te puedes dar cuenta, las primeras posicións en los resultados de búsqueda ya no solo se limitan a optimizar un término de búsqueda.

Hoy debes ser capaz de intuir lo para qué un usuario está realizando una búsqueda en Google. Es decir, tu contenido debes ser tan completo y extenso para contestar todas las dudas sobre un tema específico. Y lo debes hacer un a forma fácil de entender para tus clientes potenciales.

Hasta la próxima.